¿Deberes? El primer error está en su nombre.

Siempre he creído que algunos padres cometían un error haciendo creer a los niños que ir al colegio era su “trabajo” ves? igual que papá y mamá van a trabajar y algunos días no tienen ganas… tu trabajo es ir al colegio.

Obligación, trabajo, deber… todos son términos con connotaciones negativas, se transmite al niño la impresión de que el trabajo es malo, aburrido, cansado que lo hacemos por obligación y que si pudiéramos elegir no lo haríamos… En muchos caso por desgracia es así, pero no podemos trasladar nuestras frustraciones a los niños. En mi generación los padres nos decían, “estudia para que no tengas que aceptar un trabajo duro y mal pagado”, nos crearon la expectativa de que con estudios el trabajo sería elegido y mucho mejor que el de nuestros padres y aunque tampoco era del todo cierto, al menos era una esperanza.

Ahora algunos padres presentan a los niños un panorama que dan ganas de bajarse del mundo… pero volviendo al tema de inicio… Los niños deberían saber que el colegio es un lugar donde aprender y deberían querer aprender, su instinto les lleva a ello y si no les desalentamos, su curiosidad es más fuerte que la desesperanza adulta que a veces vemos en ellos.

Prácticamente todos los niños empiezan el colegio con alegría, curiosidad y mucho interés. Mantener esa llama es tan sencillo como preguntarles cada día ¿qué has aprendido hoy? ¿que has hecho? ¿a qué has jugado? y sobre todo escuchar lo que nos cuentan, mostrar verdadero interés en cada detalle, pedir más información, hacer que recuerden, describan y expresen todo su día, investigar lo que les haya interesado, buscar más información, dibujarlo, escribirlo, pedirles alguna demostración practica para que nos quede más claro… (nosotros no hemos oído a su profe y necesitamos detalles)

Entre los 3 y los 10 años estas conversaciones son la mejor ayuda para afianzar lo aprendido en el cole, para mostrar a nuestros niños cuánto nos importan sus cosas, para establecer un nuevo vínculo con ellos y su aprendizaje para que el cole y la familia no sean mundos distintos y cuando llegue la secundaria tendrán adquiridas unas habilidades que harán que las tareas pedidas por sus profes no sean para ellos sino una prolongación de esas conversaciones… conversaciones que según se hagan mayores, los padres echaréis de menos…

Por cierto, me encantó la publicidad de IKEA sobre este tema:

http://goo.gl/ffCFi9

 

 

Anuncios

Acerca de asunpgv

Profe de Mates
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s